Todo sobre la brecha salarial en España

Las diferencias salariales entre mujeres y hombres

Causas de la brecha salarial y posibles soluciones.

¿Qué es la brecha salarial de género?

Según la Organización de Naciones Unidas- Mujeres se entiende por brecha salarial de género al porcentaje resultante de dividir dos cantidades: la diferencia entre el salario de los hombres y las mujeres, dividida entre el salario de los hombres.

Este porcentaje es la respuesta a la siguiente pregunta. ¿Cuánto más cobran de salario los hombres que las mujeres? Si la cifra es negativa, significa que las mujeres cobrarían más, pero no está siendo así, todo lo contrario, es por esto que desde el pasado 14 de abril de 2021 ha entrado en vigor la obligatoriedad de realizar el registro retributivo, para llevar un control de esta desigualdad salarial.

¿Cómo se calcula la brecha salarial?

Calcular la brecha salarial

Cómo detectar las desigualdades salariales en la empresa.

El cálculo de la brecha salarial es obligatorio en España dentro del informe de registro retributivo. Se calcula en base al salario bruto por hora, ya que gran parte del empleo femenino se lleva acabo a tiempo parcial.

La fórmula para calcular la brecha salarial de género en una empresa és la división entre la diferencia del salario medio que perciben los hombres y el que perciben las mujeres. El resultado se multiplica por 100 para expresarlo en un porcentaje.

Brecha salarial = ((Salario medio hombres – salario medio mujeres) / salario medio hombres) x 100

Este cálculo se realiza a partir de los sueldos que se pagan a los empleados antes de deducir el impuesto sobre la renta y las contribuciones a la seguridad social.

Además, hay que tener en cuenta que en el cálculo de la brecha salarial entre hombres y mujeres no sólo se incluye el salario base en sí, sino todos los complementos que pueden acompañar a una nómina, tales como: peligrosidad, nocturnidad, dietas, disponibilidad, etc. y que es en estos donde se suelen percibir las desigualdades.

Por otro lado no hay que obviar, que las mujeres continúan soportando el peso de las tareas del hogar, cuidado de los hijos o dependientes, tareas que le impiden afrontar jornadas completas y que no se hayan remuneradas.

Diferencia entre brecha salarial y discriminación salarial

De acuerdo con la Organización Internacional del trabajo, se entiende por discriminación laboral cualquier distinción, exclusión o preferencia cuya finalidad sea eliminar la igualdad de trato en el trabajo. En base a esta definición aportada por la OIT, estaríamos ante un caso de discriminación salarial cuando dos trabajadores que desempeñan el mismo trabajo tienen sueldos diferentes.

No se ha de confundir el concepto de discriminación salarial con el de brecha salarial. Así pues, mientras la brecha salarial hace referencia a la diferencia que existe entre los salarios medios de hombres y mujeresla discriminación salarial hace referencia a la parte de esa diferencia salarial que no puede ser explicada por otro motivo que no sea el sexo de los trabajadores 

En cualquier caso, no se ha de obviar el hecho de que, en algunos casos, las causas y razones que generan la brecha salarial no serán consideradas discriminación salarial, sino que estarán dentro del marco de otro tipo de discriminación.

Otros indicadores de desigualdad salarial

Existen algunos indicadores que determinarán si existe o no desigualdad salarial de género. Estos indicadores, fundamentados en datos completamente objetivos, son los siguientes:

  • Salario medio de acuerdo con diferentes unidades de medida. Así pues, se comparará el salario medio por hora, por semana o por mes entre hombres y mujeres.
  • Proporción de mujeres que trabajan por cuenta ajena y cuál es la participación de estas en el número total de horas trabajadas.
  • Proporción del sueldo de las mujeres trabajadoras entre la suma de todos los salarios.
  • Número de mujeres que ocupan puestos de trabajo que tienen una remuneración más baja.
  • Tasa de ocupación dependiendo del sexo del trabajador.

Analizando estos indicadores podremos determinar si existe o no la brecha salarial de género en una empresa o en determinada organización empresarial.

No obstante, además de estos indicadores, encontramos el coeficiente de Gini, el método más utilizado para medir las desigualdades salariales. A través de este coeficiente se podrá analizar la concentración de ingresos entre los habitantes de una región en concreto durante un periodo de tiempo determinado. Este coeficiente adquirirá valores entre 0 y 1, siendo 0 la máxima igualdad de distribución salarial y siendo 1 la máxima desigualdad de distribución salarial.

Normativa básica sobre igualdad salarial

Desde el 14 de abril de 2021 ha entrado en vigor el Real Decreto 902/2020 de 13 de octubre, sobre igualdad retributiva entre mujeres y hombres. Este RD desarrolla reglamentariamente el artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores (modificado por el RDL 6/2019, de 1 de marzo).

El RD 902/2020 determina obligaciones en aspectos como:

  • El registro salarial.
  • El concepto de trabajo de igual valor.
  • Los sistemas de clasificación profesional contenidos en los convenios colectivos y su necesaria vinculación con el registro retributivo.
  • La transparencia retributiva a través de una correcta valoración de los puestos de trabajo.
  • El derecho de las personas trabajadoras al acceso al contenido del registro salarial.

El real decreto desarrolla también, en cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 46.6 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres (introducido por el RDL 6/2019), el concepto y contenido de las auditorías salariales y complementa la regulación del Real Decreto 901/2020, de 13 de octubre, por el que se regulan los planes de igualdad y su registro y se modifica el Real Decreto 713/2010, de 28 de mayo, sobre el registro y depósito de convenios y acuerdos colectivos de trabajo.

Causas de la brecha salarial

Por qué existe la brecha salarial

¿Por qué existe la brecha salarial entre hombres y mujeres?

La brecha salarial no tiene un único origen, sino que es causado por una serie multifactorial de causas, que según incidan provocan que esta diferencia de salarios entre hombres y mujeres se haga patente en mayor o menor medida. Así pues, las principales causas de la brecha salarial de género son las siguientes:

  • Mayor número de horas trabajadas no remuneradas realizadas por mujeres: Un 30% de las trabajadoras europeas trabajan a tiempo parcial para poder hacerse cargo de ciertas tareas no remuneradas como el cuidado de hijos o las tareas del hogar. En este sentido, 3 de cada 4 trabajadores por cuenta ajena que trabajan a tiempo parcial son mujeres, de acuerdo con los datos alumbrados por el Informe del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Hoy en día siguen siendo bastantes los casos en que son las mujeres las que realizan las labores no remuneradas, trabajando más horas que los varones. Eso podría explicar el que las mujeres sean la mayoría de los trabajadores a tiempo parcial. Además, no solo se ha de tener en cuenta que los trabajadores a tiempo parcial cobran menos, sino que, además, la remuneración que reciben por cada hora trabajada es también menor.
  • Menos mujeres en puestos de responsabilidad: incluso en aquellas profesiones más feminizadas (Sanidad o Justicia, por ejemplo), las mujeres ocupan menos puestos de responsabilidad o en altos cargos. De hecho, menos del 10% de los altos cargos en empresas privadas son ocupados por mujeres.
  • Discriminación en el lugar de trabajo: aún hay casos en los que las mujeres cobran menos por realizar el mismo trabajo que sus colegas varones, estando igual o más cualificadas que ellos. Además, todavía quedan ejemplos en los que algunas mujeres tienen que lidiar con discriminaciones, como la degradación laboral, al incorporarse después de disfrutar de la baja por maternidad.
  • Mayor número de mujeres en sectores laborales con salarios más bajos: las mujeres tienen una presencia elevada en aquellos sectores en los que se perciben salarios bajos, como ocurre con el sector de la limpieza o el de los cuidados.

Así pues, la brecha salarial entre hombres y mujeres tiene diferentes causas que debemos tener muy en cuenta a la hora de abordarlas para luchar contra esta problemática.

¿Cómo es la situación de la brecha salarial en España?

Según el avance del V Informe “Brecha salarial y techo de cristal”, elaborado por Gestha (Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda), la brecha salarial se ha ensanchado en 33 euros durante el último año, de manera que en España las mujeres aún cobran 4.948 euros menos que los hombres.

Aunque el incremento de la brecha salarial solo aumentó la mitad que el año anterior, harían falta 121 años para acabar con estas desigualdades. En términos porcentuales, las mujeres tendrían que cobrar un 27,6% más para igualar el sueldo de los hombres, tal y como demuestran los últimos datos de la Agencia Tributaria.

La diferencia salarial entre hombres y mujeres en España es especialmente significativa en la Comunidad de Madrid, donde las mujeres cobran 7.754 euros menos. Por el contrario, la autonomía más igualitaria en este sentido sería Extremadura, donde la desigualdad salarial entre hombres y mujeres escala a poco más de 2.770 euros, debido principalmente a los más bajos sueldos de los hombres con respecto a otras comunidades.

Brecha salarial en España 2021

Fuente: Gestha, a partir de las estadísticas de salarios de la AEAT. Datos en euros.

Si nos referimos a la edad, podemos percibir que, a mayor edad, mayor es el porcentaje de brecha salarial de género. Siendo los mayores de 65 años en donde esa diferencia de salarios se hace más patente, siendo las Comunidades Madrid y Cataluña donde se refleja una mayor diferencia retributiva.

Informe brecha salarial 2021

Fuente: Gestha, a partir de las estadísticas de salarios de la AEAT. Datos en euros.

En relación con las diferencias salariales entre hombres y mujeres por sectores, hay dos de ellos que destacan, el sanitario y la hostelería.

Según datos del 2017, en el sector sanitario existe una desigualdad de salarios del 27,1%, entre lo que perciben hombres y mujeres, y poco tiene que ver la cualificación, porque en el sector hostelería esta diferencia salarial se sitúa en el 26,9%, por lo que la mayoría estarán obligadas a justificar esa disparidad salarial superior al 25%.

Soluciones para frenar la brecha salarial de género

Soluciones a la brecha salarial

Aún queda mucho trabajo para implementar soluciones a la brecha salarial.

Si bien es cierto que se están dando pasos para intentar frenar la brecha salarial y la desigualdad de género, aún queda mucho trabajo que hacer para que exista una igualdad salarial real.

No hay que olvidar que una de las principales causas de la desigualdad económica y social es la baja participación de la mujer en el trabajo, debido principalmente a la falta de medidas de conciliación de la vida laboral, personal y familiar, que no deberían enfocarse tanto en las mujeres, sino hacerlas igualitarias tanto para hombres como mujeres, fomentando así la participación de ambos.

Así posibles acciones para la reducción de la diferencia salarial son:

Establecer un sistema de medición de los parámetros que afectan a la brecha salarial como, por ejemplo, cuántos hombres y mujeres solicitan puestos de trabajo en la compañía.

Actualización de las buenas prácticas en la empresa para ver si existen sesgos que produzcan brecha salarial.

Capacitación de los puestos de dirección y mandos intermedios.

– Fomentar horarios de trabajo flexibles y el teletrabajo.

Desarrollo de talento en las organizaciones.

Fomentar la promoción profesional en todos los niveles.

– Implantar el currículum ciego.

– Aumento de las plazas en Guarderías (0-3 años).

– Aumento de las plazas de Centros de Día para personas mayores dependientes.

Checkplus Presence, la solución que ayuda a reducir la brecha salarial en la empresa

La legislación española obliga a las empresas a llevar a cabo un registro salarial cuya finalidad es luchar contra la brecha salarial de género que existe en nuestro país. Así pues, las empresas tienen la opción de hacer uso de un software como el Portal del Empleado de Checkplus Presence, de forma que sea sencilla la llevanza del registro de salarios y la elaboración del informe de brecha salarial.

No solo eso, Checkplus Presence facilita el control horario de la jornada laboral y la comunicación entre los responsables de Recursos Humanos y los trabajadores para gestionar las nóminas y demás cuestiones. Gracias a esta herramienta, los responsables del Departamento de Recursos Humanos de cualquier empresa podrán analizar e interpretar de forma más fiable y sencilla los datos que se obtienen de la plantilla. En base a estos datos, se podrán trazar y fijar las estrategias y acciones a seguir que permitan luchar, reducir e incluso erradicar la brecha salarial entre hombres y mujeres.  

Llevar a cabo un adecuado informe de brecha salarial es fundamental para poder cumplir con la Ley de Igualdad Salarial vigente a partir del 14 de abril del año 2021. De acuerdo con esta normativa, las empresas deberán llevar a cabo un informe en el que se incluya la información necesaria sobre los salarios medios de la plantilla de empleados desglosados por sexo, categoría profesional, nivel, puesto o cualquier otro sistema de calificación que utilice la empresa.

Gracias al software de Checkeplus Presence, recabar los datos necesarios para cumplir con las obligaciones establecidas por la nueva ley será mucho más sencillo y, sobre todo, mucho más fiable.