Beneficios del Smart working

Beneficios del Smart Working

Las nuevas tecnologías están cambiando no solo la forma en que nos relacionamos entre nosotros o con nuestro entorno, sino también la forma en que desempeñamos nuestro trabajo. Después del auge del teletrabajo, las tecnologías han alumbrado nuevas formas de llevar a cabo el trabajo en remoto. Es en este punto donde aparece el Smart working. ¿En qué consiste este modelo de negocio?

¿Qué es el Smart working?

El Smart working, también conocido como «trabajo inteligente», es el resultado de la fusión del teletrabajo y las nuevas tecnologías. Con el Smart working se les da a los trabajadores las herramientas necesarias para que alcancen el máximo nivel de rendimiento laboral independientemente del lugar desde el que se trabaje.

En nuestro país son cada vez más las empresas que permiten a sus trabajadores trabajar desde cualquier ubicación a través del Smart working. No obstante, solo un 27% de las empresas españolas se han apuntado a al teletrabajo. Así, son pocas las empresas españolas que apenas comienzan a incorporar el Smart working en su día a día.

Gracias al Smart working se gana en flexibilidad y se consiguen trabajadores más felices, satisfechos, productivos y motivados. Sin duda, esta nueva modalidad de trabajo inteligente trae consigo numerosas ventajas y beneficios, aunque es preciso un cambio de mentalidad para poder aprovecharse de estos beneficios e implementar esta nueva forma de trabajar.

Diferencias entre teletrabajo y Smart working

En los últimos años, con el auge de las nuevas tecnologías, se han puesto en marcha diferentes modalidades de trabajo. Este es el caso del teletrabajo y del Smart working. Ambos modelos de trabajo son muy similares, pero no iguales y es por eso por lo que no se han de confundir.

En ambos modelos se trabaja en remoto. En el caso del teletrabajo el trabajador lo hace desde su casa dentro de un horario laboral que se ha pactado previamente con la empresa, y, en el caso del Smart working, el trabajador puede trabajar dónde y cuándo quiera, de forma que no tiene por qué hacerlo en su casa y no está sujeto a una jornada laboral rígida.

Esta diferencia entre teletrabajo y Smart working es importante, ya que en el caso del teletrabajo la empresa deberá facilitar a sus empleados ciertas tecnologías de la información y soluciones cloud. Sin embargo, en el caso del Smart working o trabajo inteligente, la empresa deberá garantizar una conexión segura y activa para que el trabajador pueda desempeñar sus funciones desde cualquier lugar.

Las claves del éxito del Smart working

El Smart working no tiene como finalidad que los trabajadores trabajen un número de horas determinado, sino que cumplan con ciertos objetivos. Sin duda, esto supone un cambio de paradigma importante y es por eso por lo que supone un verdadero reto, tanto para las empresas como para los trabajadores. En cualquier caso, para que la implementación del Smart working sea un éxito, se deberán de tener en cuenta las siguientes claves:

  • Movilidad: los trabajadores deciden en qué ubicación trabajar.
  • Trabajo a distancia: los trabajadores podrán desempeñar sus funciones desde cualquier lugar.
  • Tecnología: para poder implementar el trabajo inteligente es imprescindible hacer uso de las tecnologías, sobre todo de la conexión a Internet. Los trabajadores deberán contar con un ordenador o dispositivo con conexión a Internet. No obstante, dependiendo del puesto de trabajo de que se trate, será preciso que el trabajador tenga acceso a diferentes aplicaciones y plataformas.
  • Flexibilidad en los horarios: al tener que cumplir con una serie de objetivos y no con un número determinado de horas, los trabajadores se beneficiarán de horarios laborales muy flexibles. Esto, además, facilita sobremanera la conciliación de la vida familiar y laboral de los empleados.
  • Confianza: es necesario que exista una relación de confianza entre empresario y trabajadores, de forma que el trabajador pueda desempeñar sus funciones a través del Smart working de forma libre y, al mismo tiempo, la empresa pueda controlar de forma adecuada el trabajo de su plantilla.

Ventajas y desventajas del Smart working

Videoconferencia en Smartworking

El Smart working cuenta con las siguientes ventajas, tanto para los empleados como para la entidad. Son las siguientes:

  • Aumento de la motivación y del rendimiento de los trabajadores.
  • Se eliminan ciertos costes para la empresa.
  • Se facilita la conciliación de la vida laboral y familiar de los trabajadores.
  • Enfoque hacia objetivos, muy importante para la mayoría de las empresas.

Además de muchas ventajas, el Smart working también cuenta con ciertas desventajas. Son las siguientes:

  • Los trabajadores tienen más distracciones.
  • Aislamiento social de los trabajadores. Al trabajar desde casa y no tener contacto con el resto de sus compañeros, es más sencillo que se produzca el aislamiento social de los empleados.
  • No hay normativa que regule el trabajo inteligente, aunque en cierta manera quedaría regulada dentro del marco del teletrabajo.

En cualquier caso, y a pesar de los inconvenientes con los que cuenta, el Smart working conlleva beneficios para la empresa y los trabajadores. La clave está en una buena implementación de este método de trabajo, de forma que se utilicen los recursos de que se disponen de forma óptima y se facilite la conciliación laboral.

Smart working en España

Según los datos del INE, aún es demasiado pronto para tener datos suficientes sobre el Smart working, pero sí arroja datos relevantes sobre el teletrabajo. Durante el primer trimestre del año 2021, fueron más de dos millones de españoles, en torno al 11,2%, los que teletrabajaron desde casa. De esta forma, España se sitúa en la media europea en lo que a teletrabajo se refiere, consolidándose esta modalidad de trabajo tras la crisis del coronavirus. Así pues, la pandemia provocada por el coronavirus ha incrementado notablemente el número de trabajadores que teletrabajan, si bien es cierto que con la llegada de la nueva normalidad muchos trabajadores han vuelto a sus antiguos puestos de trabajo, volviendo a la oficina.

Por otro lado, son muchas más las mujeres que teletrabajan que los hombres —ellas dos puntos porcentuales por encima de ellos—, debido a que el cuidado de los hijos y del hogar suelen ser tareas que llevan a cabo las mujeres. Esto se ha incrementado durante la pandemia. Además, también se deberá tener en cuenta la Comunidad a la que se pertenece. Así, en Madrid con un 21,6%, en Cataluña con un 15,2% y en Asturias con un 11,2% se teletrabaja más que en otras Comunidades Autónomas. En las Comunidades en las que menos está implementada esta forma de trabajar es en Navarra con un 5%, Murcia con un 5,5% y Aragón con un 6%.

Smart working y control horario: cómo puedo hacerlo

Cuando decidimos implementar en nuestra empresa el Smart working es fundamental llevar a cabo un correcto control horario, ya que hemos de recordar que el trabajo inteligente consiste en que los trabajadores desempeñen sus funciones desde cualquier lugar. En este sentido, llevar a cabo el registro de horas trabajadas al que la Ley obliga a los empresarios puede resultar más complicado.

Lo recomendable es tener implementado en la empresa un software de recursos humanos como es el Portal del Empleado Checkplus Presence, una herramienta que permita a los empleados y empresarios cumplir con el registro del horario laboral y a la vez gestionar la comunicación entre trabajadores y la empresa.

Este tipo de herramientas permite gestionar ausencias, justificantes médicos, nóminas y días de vacaciones, entre otros. En definitiva, reduce los errores y el exceso de emails, facilita de una forma centralizada toda la comunicación, aumenta el control sobre los trabajadores y reduce la carga de trabajo a RRHH.