Medidas de conciliación familiar y laboral efectivas

medidas conciliación familiar

Las medidas de conciliación de la vida laboral y familiar son cada vez más importantes en la política de las empresas con el fin de aumentar la satisfacción de los empleados. La adaptación de los horarios, la reducción de la jornada laboral o los permisos de maternidad, entre otros derechos, deben tenerse en cuenta para favorecer el clima de trabajo.

¿Qué es la conciliación familiar?

La conciliación familiar se define como la posibilidad que tiene un trabajador de compaginar las responsabilidades laborales con el resto de sus obligaciones personales. Estos compromisos están relacionados principalmente con la atención al hogar o la dedicación familiar.

De hecho, la normativa aplicable sobre la conciliación de la vida laboral y familiar aparece recogida en el Capítulo II del Estatuto de los Trabajadores, donde se detallan las medidas de conciliación familiar obligatorias en las empresas: permisos, vacaciones, excedencias, etc. En el Decreto-Ley 6/2019 del 1 de Marzo también se tratan las oportunidades laborales e igualdad en el trato entre hombres y mujeres.

Por lo tanto, cuando hablamos de conciliación familiar y laboral nos referimos a una situación de equilibrio en los diferentes ámbitos de la vida del empleado.

La conciliación familiar en España

Parece claro que cada vez son más las empresas que valoran y entienden la importancia de las medidas de conciliación laboral. Así lo deja entrever el estudio realizado por Cruz Roja y Telling Insights (2021), donde el 81% de los entrevistados considera que resulta muy beneficioso para la organización aplicar este tipo de medidas y 8 de cada 10 empresas tienen la intención de incluir la formación en horario laboral como medida adicional en su política de conciliación familiar. De hecho, un 68% de las empresas entrevistadas afirma que ya en ese momento aplicaban más medidas de conciliación que las requeridas por ley.

A pesar de estos datos positivos, la realidad para muchos trabajadores sigue siendo otra.

Las mujeres, las más afectadas por la falta de medidas de conciliación familiar

Según los datos de la Encuesta de población activa del INE, en el cuarto trimestre de 2021 había 608.500 mujeres que no buscaban trabajo por estar a cargo del cuidado de niños o adultos enfermos, incapacitados o mayores. En este sentido, las mujeres representan un 92,6% del total de personas que no buscan trabajo por llevar a cabo estas tareas de cuidador.

Estos datos coinciden de lleno con las conclusiones obtenidas en el informe “El coste de la conciliación”, que pone en relieve que siguen siendo las mujeres las que se encargan de este tipo de tareas y, en consecuencia, son las más perjudicadas por la falta de medidas de conciliación de la vida laboral y familiar en las empresas.

De acuerdo con este estudio, impulsado por la Asociación Yo No Renuncio y publicado en marzo de 2022, un 64% de las mujeres con hijos reconoce haber tenido que modificar su carrera profesional, o incluso rechazar algún empleo, para poder hacerse cargo del trabajo no remunerado del hogar. Este escenario, según el mismo informe, podría haber sido evitado con el uso de alguna medida de conciliación tal como la adaptación de la jornada, la flexibilidad horaria o la jornada de trabajo intensiva.

La comunicación de las medidas, un aspecto a mejorar

Si bien es vital que las empresas decidan apostar por las medidas de conciliación laboral, igual de importante resulta que los trabajadores sean conocedores de ellas. El mencionado estudio de Cruz Roja y Telling Insights revela que 4 de cada 10 trabajadores considera no haber sido informado sobre la política de conciliación de su empresa y solo el 33% piensa conocer todas las medidas de conciliación existentes.

En el proceso de aplicación de un plan de conciliación, la comunicación interna de la empresa se convierte en una media esencial para garantizar la correcta implementación de la política de conciliación familiar. Parte de su eficacia pasa por comunicar adecuadamente todos los beneficios y medidas que el empleado puede disfrutar, al grupo de interés.

¿Qué derechos garantiza la ley de conciliación familiar?

El principal objetivo del Real Decreto-ley 6/2019 es satisfacer la demanda de un gran número de familias que encuentran dificultades para conciliar su vida profesional y laboral, especialmente en los casos donde existen hijos.

Desde su entrada en vigor, esta ley ha facilitado la conciliación familiar de muchos trabajadores, aunque aún queda mucho camino por recorrer. Algunos de los derechos y medidas de conciliación que establece la normativa, son:

  • Mayor flexibilidad horaria.Esta es una alternativa para adaptar la jornada laboral a las necesidades familiares.
  • Ampliar el permiso de lactancia.Es de las grandes novedades en la ley de conciliación de la que se pueden beneficiar ambos progenitores.
  • Aumentar el permiso de paternidad.En este caso, esta medida de conciliación de la vida laboral y familiar permite ampliar dicho permiso hasta 16 semanas.
  • Implementar planes de igualdad. Aunque de momento esta obligación solo afecta a las empresas de más de 250 trabajadores, en 3 años las empresas de más de 50 empleados también deberán aplicar un plan de igualdad que mejore la conciliación de la vida laboral y familiar de su plantilla.
  • Excedencias con reserva de trabajo. Esta medida de conciliación familiar también se contempla en la ley con un plazo ampliado de dieciocho meses. No obstante, cada empresa deberá valorar si puede asumirla o no.

¿Qué medidas de conciliación se pueden llevar a cabo en la empresa?

Una de las mayores preocupaciones, hoy en día, es rebajar el nivel de estrés, dado que los trabajadores se suelen sentir bastante presionados para atender todas sus obligaciones.

Es evidente, que un trabajador que está motivado y satisfecho con su trabajo va a ser mucho más productivo. Por dicho motivo, las empresas pueden implementar medidas de conciliación de la vida laboral y familiar adicionales para reconocer y premiar el buen desempeño del trabajador. Estas son algunas de las propuestas que ya se están implementando en las empresas:

  • Jornada intensiva. Las empresas que buscan alternativas para que el horario del empleado sea más compatible con sus obligaciones se ven mayormente favorecidas. En muchos trabajos, la jornada intensiva puede ser una buena forma de concentrar la jornada laboral. Actualmente, el 70 % de los trabajadores valoran positivamente esta medida de conciliación familiar.
  • Comprimir la semana laboral. La otra opción es concentrar las horas de trabajo en cuatro días a la semana. La posibilidad de tener tres días libres para dedicarse a las responsabilidades familiares u otros asuntos también tiene buena acogida.
  • Guarderías. Las grandes compañías desde hace tiempo incluyen el servicio de guardería como medida de conciliación de la vida laboral y familiar. Esto supone un enorme respiro, porque hay familias que no tienen la posibilidad de dejar a sus hijos a cargo de otros familiares.
  • Intercambio de horas extra por días libres. Algunos trabajadores prefieren renunciar a un complemento salarial por las horas extras y compensarlo con días libres.
  • Fomentar el teletrabajo. Una de las mejores fórmulas para facilitar la conciliación familiar y laboral es el teletrabajo. Una opción que ofrece ventajas tanto para el trabajador como para la empresa.
  • Apostar por la formación. Esta medida de conciliación familiar permite al empleado adaptarse a la nueva realidad del mercado y ser más competitivo. Además, puede convertirse en motivo de satisfacción personal, aunque no se quiera cambiar de trabajo.

¿Cuáles son los beneficios de la conciliación familiar?

conciliación laboral empresa

Si bien es cierto que la ley garantiza un marco jurídico que promueve la conciliación familiar de los trabajadores, cada empresa puede elegir ampliar este compromiso con las medidas de conciliación familiar que acabamos de explicar.

Resulta evidente que las organizaciones que implementan medidas adicionales para que el empleado pueda compatibilizar su responsabilidad profesional y laboral se verán beneficiadas. Entre las ventajas más destacadas de aplicar medidas de conciliación de la vida laboral y familiar, destacamos las siguientes:

  • Retención del talento. Un empleado satisfecho mejora el compromiso con la empresa y tendrá una mayor valoración de esta.
  • Evitar la fuga de profesionales. Asimismo, si el empleado está contento se mantendrá en su puesto de trabajo y no buscará nuevas oportunidades.
  • Reducir el absentismo laboral. Es más habitual que un trabajador insatisfecho acumule ausencias o no cumpla con sus obligaciones laborales. Sin duda alguna, pueden ser varios los motivos, sin embargo, este tipo de comportamiento podría desaparecer si se adoptan las medidas oportunas.
  • Mejoría en el clima laboral. Para concluir, cabe indicar que la empresa notará una mejoría en los trabajadores, porque se mostrarán más relajados y cooperativos. Esta conclusión se recoge en el IV Estudio de Salud y Vida de Aegon y el Consejo General de Psicología de España del 2021.

¿Cómo implantar una política de conciliación en la empresa?

Las empresas que implementan medidas de conciliación familiar tienen mejor valoración por los empleados y más oportunidades de atraer talento. Estas compañías, además de mejorar su calidad en el ambiente de trabajo, también tienen la capacidad de fidelizar a los empleados y mejorar el desempeño laboral de su equipo de trabajo.

Estos son los cuatro pasos necesarios para implantar una política de conciliación en la empresa.

Aceptar el compromiso

Para implantar un plan de conciliación familiar, tanto el empresario como la dirección de la empresa, deben adoptar este compromiso y comunicarlo al resto de la plantilla. Es muy importante que los trabajadores se sientan partícipes de esta decisión para conseguir que se involucren en la creación y el desarrollo de la política de conciliación.

Hacer un diagnóstico previo

Es evidente que adoptar medidas de conciliación de la vida laboral y familiar sirve para mejorar la calidad de vida en cualquier empresa. No obstante, antes de desarrollar un plan será necesario escuchar a los trabajadores para conocer sus necesidades, reinvenciones e intereses.

En este sentido, hay que plantearse cuáles son las medidas de conciliación que más valoran los trabajadores y determinar, por ejemplo, si lo que impera es la flexibilidad horaria, el teletrabajo o implementar turnos con jornada intensiva.

Asimismo, es muy importante saber si las propuestas a sus requerimientos son acertadas para conseguir la satisfacción global.

Elaborar un plan con las medidas de conciliación seleccionadas

En este punto es necesario redactar un plan con todas las medidas que la empresa aplicará cómo parte de su política de conciliación familiar. Es recomendable especificar en detalle todos los puntos tratados y compartirlo con la plantilla antes de hacerlo oficial.

Hacer un seguimiento al plan de conciliación familiar

Para concluir, las empresas tendrán que hacer un seguimiento del plan implantado para ver si las medidas de conciliación familiar tienen unos efectos positivos y mejoran el rendimiento laboral y la productividad empresarial.

Por dicha razón, hay que examinar este plan de manera periódica para medir el nivel de satisfacción de los empleados y si su rendimiento ha mejorado. Este diagnóstico será de gran ayuda para continuar con esta política o bien adoptar otra propuesta que genere mayores beneficios.

En definitiva, hemos visto que la posibilidad de compaginar el trabajo con las responsabilidades familiares es una de las peticiones de la mayoría de los empleados. En este sentido, tanto la empresa como el trabajador pueden beneficiarse de aplicar medidas de conciliación de la vida laboral y familiar. Sin duda alguna, las organizaciones deben cuidar a sus trabajadores y extraer lo mejor de cada uno para garantizar un entorno productivo y de calidad.